martes, 28 de agosto de 2012

Tarta de mousse de limón sin lactosa

En pleno verano y con las continuas olas de calor que sufrimos, una de las tartas más apetecibles es la de mousse de limón, tarta refrescante donde las haya.
Esta tarta la he realizado en dos versiones, una con azúcar y zumo de limón exprimido en ese momento, y la otra con sacarina y limón exprimido en botella. La verdad es que las dos están buenas, así que, cada uno, que elija la versión que más se adecue a su gusto.
El tiempo de preparación de esta receta es de, aproximadamente, 1 hora, pero, debido al tiempo que tarda en solidificar la capa de mousse (de 3 a 4 horas según neveras) y la cobertura (2 ó 3 horas), no hay más remedio que prepararla con bastante tiempo de antelación (8 horas).

Ingredientes Tarta de mousse de limón sin lactosa

Base de galleta endureciendo en la nevera

Claras de huevo montadas a punto de nieve

Montando la nata sin lactosa

Tarta lista para terminar de gelidificar

Tarta de mousse de limón sin lactosa, lista!




INGREDIENTES

Para la base:
- 1 paquete de galletas Río o similar (las de la marca Eroski no llevan lactosa, aunque sí trazas)
- 80 gr de mantequilla de soja o margarina
- 2 cucharadas de ron (opcional)

Para la mousse:
- 500 ml de nata Kaiku sin lactosa MUY FRÍA (también sirve el Preparado vegetal para cocinar de Hacendado. Aunque no es nada fácil montarlo, la tarta queda cremosa igualmente).
- 3 claras de huevo
- 150 g de azúcar ó 14 ml de sacarina líquida
- 6 láminas de gelatina neutra
- Zumo de 1 y 1/2 limones (aproximadamente 100 ml de zumo de limón)
- Ralladura de 1/2 limón.

Para la cobertura:
- 250 ml de agua caliente
- 4 láminas de gelatina neutra
- Cucharada sopera y media de edulcorante.
- 180 ml de zumo de limón colado.


MANOS A LA OBRA:

Base
  1. Triturar las galletas hasta que sean polvo fino.
  2. Fundir la mantequilla.
  3. Hacer una masa con las galletas, la mantequilla y el ron.
  4. Disponer una capa en el molde.
  5. Meter en la nevera mientras se prepara la siguiente capa.
Mousse de limón
  1. Poner las láminas de gelatina a hidratar en un plato con agua.
  2. Lavar bien el limón y rallar la piel (la cantidad depende de cuánto os guste encontraros trocitos en la mousse)
  3. En su caso, exprimir los limones.
  4. Calentar el zumo y la ralladura en el microondas o al fuego, no es necesario que llegue a hervir.
  5. Escurrir un poco la gelatina y añadirla al zumo y la ralladura.
  6. Deshacerla con un tenedor o unas varillas.
  7.  Montar la nata (que habrán estado en la nevera hasta este momento) con la mitad del azúcar o la mitad del edulcorante.
  8. Reservar en la nevera.
  9. Montar las claras a punto de nieve (cuando vuelcas el cuenco y no se mueve la espuma conseguida) con la otra mitad de azúcar o edulcorante.
  10. Colocar el zumo con la gelatina en un cuenco grande.
  11. Verter sobre el zumo, poco a poco la nata montada.
  12. Incorporar la nata con movimientos envolventes.
  13. Verter sobre la mezcla las claras montadas, poco a poco.
  14. Incorporarlas con movimientos envolventes.
  15. Verter la crema obtenida sobre la base de galleta.
  16. Allanar lo máximo posible (todas las "arrugas" que queden se solidificarán así)
  17. Meter en la nevera hasta que cuaje, es decir, de 3 a 4 horas.
Cobertura
  1. Poner las láminas de gelatina con el agua caliente (no es necesario que hierva).
  2. Cuando estén hidratadas, disolverla bien.
  3. Añadir el edulcorante
  4. Verter el zumo sobre la gelatina (NO AL REVÉS)
  5. Verter con cuidado sobre el molde y enfriar,  2 ó 3 horas más. (si no esperáis suficiente, lo que sucede es que la gelatina se va hacia el fondo y, en lugar de quedar las capas ordenaditas, se intercala la cobertura dentro de la mousse.)
Con estas cantidades sale una tarta para unos 10-12 comensales.

2 comentarios:

  1. Increible receta ñam ñam, tendre que probarla :) Un saludo

    ResponderEliminar
  2. el preparado vegetal hacendado CONTIENE LACTOSA

    ResponderEliminar